Más que un derecho, un deber….

Asesinato Social

Ramfis Fuentes Morales

5 septiembre 2011

 

 

La vida, este fugaz sueño de crecer y conocer.  Esta vida tan efímera como un amanecer, son tan finas las líneas entre el hoy y el ayer que nos difuminamos en ellas.  Muerte y Vida, esos conceptos tan sencillos pero con tanto bagaje emocional, social, personal y hasta político.

 

Hoy, le han robado la vida a mis amigos Wilfredo Sevilla y Walter Quiles, para todos los que conocíamos a uno o al otro o ambos en la gran mayoría de las situaciones, las agujas del reloj han ido cada vez mas lentas, y las preguntas plagan nuestras mentes.  No es el cuestionamiento de la muerte, no es arrojarle culpa a nadie, no es criticar al gobierno.  Es inspeccionarnos a nosotros mismos, analizarnos por medio de nuestra cultura, sociedad y gente.  Vivimos tan enajenados de nosotros mismos, que vemos las noticias como farándula, como si fuese innocua la situación de nuestra patria.

 

Es mi deber hoy como ciudadano de Puerto Rico, como amigo de Willy, como vecino de mi comunidad, observar como me dirijo ante el mundo y como puedo cambiar la visión sanguinaria y conformista de esta bella Isla.  Sería muy fácil achacarle la culpa a la Policía de Puerto Rico por no ofrecer una prevención adecuada, podría echarle la culpa a la legislatura por perder el tiempo en legislaciones sin sentido, podría echarle la culpa a Fortuño por implantar un política de mano dura contra el crimen y sus respectivas consecuencias. Incluso a los medios de comunicación que solo reportan crímenes, matanzas, violencia, exponen a familias en llantos en los medios, promoviendo el pánico, la inseguridad y la morbosidad colectiva que experimentamos hoy día. Podría echarle la culpa a todos ellos, pero hoy no lo voy a hacer. Me adjudico la culpa a mi, porque como ciudadano le grito al que me hace un corte de pastelillo, me río de las desfortunas de los demás, me siento complacidamente a leer y criticar lo que pasa, pero y ¿que obtiene Mi País de esto? Nada, solo la perpetuación de estereotipos, la enajenación de la realidad y la soledad dentro de un gran colectivo.

 

No seamos el reflejo de la sociedad, hagamos el cambio que queremos ver empezando con nosotros mismos.  Escribo esto en primera persona para que cada uno de ustedes llene estos zapatos aunque sea por un segundo y piense: ¿qué haría yo si me tocase a mi? ¿Adjudicaría culpa, o me dedicaría a cambiar el mundo un acto a la vez?

 

El cambio empieza con uno mismo, no con los demás.

 

 

Ramfis Fuentes Morales

5 septiembre 2011

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Chris

    Awesome sensei!!! la verdad que si, necesitamos un cambio

    6 septiembre, 2011 en 1:41 AM

  2. yahdiel Morales

    Me encató!! Impecable!! Publicalo como una carta de lector al Nuevo Dia o a Primera Hora xoxo

    7 septiembre, 2011 en 4:48 PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s