Más que un derecho, un deber….

La trayectoria.

  Revolución, cambio, evolución, adaptación, progreso todas palabras que describen un proceso en el cual los animales, algunos específicos de los humanos, atravesamos.  Los organismos vivos (animales, plantas, bacterias, incluso La Tierra) están en uno de estos procesos, para poder llegar al estado máximo de supervivencia.  Es un conjunto de varias teorías que me llevan a este estado de pensamiento, este estado de cuestionamiento, planteamientos que me imagino muchos de ustedes se habrán hecho en algún momento de sus existencias, y si no tómense el momento de analizarlo desde su propia perspectiva.  ‘Survival of the Fittest’, Selección Natural, los frijoles de Mendel, el cuadro de Punnett y mas recientemente cáncer y su relación con la evolución, nos llevan a pensar que de alguna manera u otra la próxima etapa de la evolución humana, son poderes ‘sobre humanos’ volar, telekinesis, pirokinesis, etc… , pero que tal si no es eso lo que busca la evolución humana hoy en día.  Síganme en este modo de pensar, el humano ya llego a un punto evolutivo físico donde las partes que una vez fungían funciones vitales en la supervivencia se están perdiendo o relegándose a funciones menos vitales, meñiques, cordales, vello corporal, entre otros, lo único que verdaderamente se nesecita para que la especie pueda sobrevivir es la capacidad de racionalizar, imaginar, pensar lo jamás pensado y sobre pensar lo estipulado.

Esa capacidad de poder tomar desciciones pensadas y no porque la ‘manada’ lo hace.  Somos animales sociales, por ende nuestra evolución se debe dar dentro de un contexto que arrope al mismo.  Son personas como Einstein, Parks, Descartes, Newton, Hostos, Albizu, personas con la capacidad de conmover a los demás de inspirar ese aliento de pensamiento y de juicio racional.  Fueron personas como ellos, aunque no todos pasaron a la historia, y no todos son recordados pero tuvieron una función primordial en la evolución de la especie.  Tenernos a nosotros, las crías de un tiempo diferente, un mundo no tan conectado, nosotros que vivimos atados a todos y a todo, ningún evento surge aislado, somos la generación con la capacidad cognoscitiva que desarrollaron nuestros progenitores, somos la prole que con nuestra capacidad de pensar, y cuestionar e investigar con tres clicks, ya sabemos como se resolvió una controversia en un país miles de millas del nuestro, sin embargo nos topamos con una generación de ‘lideres’ que no leen, no piensan mas que en su reputación político-social, y continúan despilfarrando nuestro mundo, nuestro país.  No somos la epítome de nuestra evolución, pero si somos el principio, somos los que tenemos en nuestras manos el poder de empezar a cambiar visiones, formas de percepción, demostrarle a esos supuestos lideres que este mundo es nuestro que no podemos y no vamos a tolerar que nos dejen sin un planeta en donde podamos disfrutar en paz, donde la expresión de unos pocos nunca sea callada, y el reclamo de muchos siempre sea escuchado.

Somos nosotros los que tenemos en nuestros hombros el peso de comenzar a arar nuestro futuro, asegurarle a la generación creciente que se puede, y que tenemos la capacidad.  Nuestras mentes, nuestras visiones, nuestros corazones no llegaron a converger en este momento histórico por casualidad, llámenle evolución, Krishna, Destino, Dios, Allah, como sea, tenemos un potencial increíble si todos nos unimos, ponemos nuestras mentes a trabajar, y trabajamos por un mejor futuro, estoy mil por ciento seguro de que lo podemos lograr.  No me malentiendan no es un llamado al despilfarro de carne y sangre, es un llamado a educarnos para educar, un llamado a escribir cartas, email, hacer grupos en facebook, en donde expresemos lo que ocurre, discutamos en grupos lo que ocurre lo que pensamos, enviemos cartas a donde sea necesario para que nuestra voz se escuche.  Tenemos la capacidad y las herramientas para hacerlo, la evolución se activa en tiempos de adversidad para la especie, y no veo mejor momento para evolucionar nuestro mundo y nuestro país que este.

Es nuestro deber como los próximos progenitores de la próxima oleada evolutiva, de dejarles como legado, un mundo digno en el cual y porque vivir, y enseñarles los sacrificio, enseñarles a luchar, y que nunca den nada por cierto, porque ese pensar fue el que nos trajo aquí.  Y si tendrán sus luchas, pero que cada vez esas luchas se extiendan mas, luchas por derechos de animales, derechos de otros países, promover los recursos renovables de energía, que inviertan su inteligencia para seguir evolucionando a la especie como un total.  Todos somos parte y somos resultado del proceso de evolución, física y social, y decidamos ocupar nuestro rol o quedarnos de espectadores estaremos tomando una acción de hacer o no hacer; y la acción de cada uno repercutirá en el futuro.

Así que hago un llamado a pensar en la situación del mundo y especialmente de nuestro país, y como podríamos mejorarla. Lean, edúquense, eduquemos.  No somos iletrados, tomemos carta sobre el asunto y no nos dejemos pisotear.

El aleteo de una mariposa aquí, ocasiona un huracán en el otro lado del mundo.

teoría de ‘Butterfly effect’ Jacques Hadamard

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s